piscina nueva pierde agua

Piscina nueva pierde agua: Causas y soluciones

Cuando tienes una piscina nueva en casa, es normal que quieras que todo funcione a la perfección. Sin embargo, a veces te puedes encontrar con un problema inesperado: la piscina nueva pierde agua. Esto puede ser desconcertante, especialmente si no estás seguro de cuánto es normal que pierda una piscina y cómo distinguir entre una pérdida natural y una fuga.

Notar que tu piscina está perdiendo agua puede venir de diferentes maneras. Puede ser tan sencillo como ver una disminución inusual en el nivel del agua o tan complejo como notar áreas húmedas o dañadas alrededor de la piscina. En algunos casos, puede ser el sistema de filtración lo que te alerte de un problema. Es importante estar atento a estos signos y actuar de manera oportuna para evitar daños mayores si la piscina nueva pierde agua.

¿Es normal si la piscina nueva pierde agua?

La preocupación por la pérdida de agua en una piscina nueva es comprensible y común entre los propietarios de piscinas. Para abordar esta inquietud, es crucial entender qué es normal y qué no en términos de pérdida de agua en piscinas nuevas.

Primero, es importante establecer que cierto nivel de pérdida de agua es normal en cualquier piscina, ya sea nueva o antigua. Esto se debe principalmente a la evaporación natural, especialmente en climas cálidos o ventosos. Además, el uso regular de la piscina, como el chapoteo y el nado, también puede contribuir a una reducción menor del nivel del agua.

En el caso de piscinas nuevas, es especialmente importante considerar la «fase de asentamiento». Durante esta fase, los materiales de la piscina aún están adaptándose y asentándose en su lugar. Esto puede causar pequeñas variaciones en los niveles de agua, pero generalmente no es motivo de alarma. Por lo tanto, en estos casos es normal si la piscina nueva pierde agua. Sin embargo, si la pérdida de agua es significativa o rápida, podría indicar un problema que necesita atención.

¿Cuántos litros de agua puede perder una piscina al día?

La cantidad de agua que una piscina puede perder al día varía y depende de varios factores. Comprender estos factores es crucial para determinar si la piscina nueva pierde agua está dentro de un rango normal o si es indicativa de una fuga.

¿Por qué baja el nivel de agua de la piscina?

  • Evaporación: Es la causa más común de que la piscina nueva pierde agua. La tasa de evaporación depende del clima (temperatura, humedad, viento), la exposición al sol y el área superficial de la piscina. En condiciones normales, la evaporación puede causar una pérdida de entre 5 y 10 litros de agua por metro cuadrado al día.
  • Uso de la Piscina: El movimiento del agua debido al uso, como nadar o jugar, puede incrementar la pérdida de agua por salpicaduras y desbordamiento. Esta es otra razón por la que la piscina nueva pierde agua en niveles normales.
  • Sistema de Filtración: Las piscinas con sistemas de filtración y skimmers pueden perder una cantidad significativa de agua si no están correctamente ajustados o si se utilizan excesivamente.
  • Condiciones Ambientales: Factores como la temperatura del aire, la velocidad del viento y la humedad juegan un papel importante. Por ejemplo, un día cálido y ventoso puede aumentar significativamente la tasa de evaporación. Esto implica que dependiendo de la época del año la piscina nueva pierde agua en mayor o menor cantidad.

¿Cuánto es normal que pierda agua una piscina nueva?

En términos generales, una piscina nueva pierde agua alrededor de 5 a 10 litros por metro cuadrado al día solo por evaporación. Esto significa que para una piscina de tamaño medio (por ejemplo, 10×5 metros), la pérdida esperada por evaporación podría ser de aproximadamente 250 a 500 litros al día bajo condiciones normales.

Para determinar si tu piscina nueva pierde agua en cantidades mayores a lo normal, puedes realizar una prueba simple, como la prueba del cubo, que se explicará más adelante. Esto te ayudará a distinguir entre la pérdida normal de agua por evaporación y una posible fuga.

¿Cuánta agua evapora una piscina nueva?

La evaporación en una piscina nueva no difiere significativamente de una piscina más antigua, pero factores como la exposición al sol, el viento y la humedad ambiental pueden influir. Se estima que una piscina puede evaporar hasta un ¼ de su volumen al año en condiciones normales.

Además, la piscina nueva pierde agua por la «fase de asentamiento», donde pequeñas pérdidas son normales. No obstante, si la pérdida es mayor a 10 litros por metro cuadrado al día, es probable que haya un problema que requiera atención.

Causas de la pérdida de agua en piscina nueva

Identificar la causa por la que piscina nueva pierde agua es esencial para solucionar el problema de manera eficiente. Aunque algunas pérdidas de agua son normales debido a la evaporación y el uso, una disminución significativa del nivel del agua puede indicar problemas más serios.

Problemas de Construcción y Materiales

·         Fisuras en el Concreto o Revestimiento: Durante el proceso de asentamiento de una piscina nueva, pueden surgir pequeñas fisuras en el concreto o en el material del revestimiento. Estas fisuras pueden ser puntos de fuga de agua.

·         Materiales Defectuosos o de Baja Calidad: El uso de materiales de baja calidad o defectuosos en la construcción de la piscina puede llevar a problemas de integridad estructural y, por tanto, a fugas de agua.

·         Instalación Inadecuada: Una instalación incorrecta de los elementos de la piscina, como los azulejos, puede dejar espacios por donde el agua puede filtrarse.

Sistema de Filtración y Plomería

·         Conexiones Flojas o Dañadas: Las conexiones flojas o dañadas en el sistema de filtración pueden ser una fuente común de fugas en piscinas nuevas.

·         Tuberías Rotas o Mal Instaladas: Las tuberías mal instaladas o que se dañan durante la construcción pueden provocar fugas subterráneas, que a menudo son difíciles de detectar.

·         Fallas en el Equipo de Filtración: Componentes defectuosos o mal instalados en el equipo de filtración, como bombas o filtros, pueden ser responsables de pérdidas de agua.

Sellado y Juntas

·         Sellado Ineficiente: Un sellado ineficiente alrededor de las luminarias, las entradas de las tuberías y otros accesorios puede permitir que el agua se escape.

·         Juntas Defectuosas: Las juntas entre los diferentes elementos de la piscina, como entre los azulejos o donde se unen diferentes secciones, pueden no estar bien selladas.

Asentamiento del Suelo

·         Movimientos del Suelo: En algunas ocasiones, el asentamiento del suelo bajo y alrededor de la piscina nueva puede provocar movimientos que resulten en fisuras o daños a la estructura y las tuberías.

Daños Durante la Instalación

  • Daños Accidentales: Durante la instalación de la piscina, el equipo y la infraestructura pueden sufrir daños accidentales que no se noten de inmediato pero que causen fugas.

¿Cómo saber por dónde pierde la piscina?

Determinar la fuente de una fuga en tu piscina puede ser un desafío, especialmente en piscinas nuevas donde las causas no son siempre obvias. Sin embargo, hay varios métodos y técnicas que puedes utilizar para identificar dónde la piscina nueva pierde agua. Estos son algunos de los pasos más efectivos:

Prueba del Cubo

Esta es una prueba simple pero efectiva para determinar si la pérdida de agua se debe a la evaporación o a una fuga.

  1. Llena un cubo con agua hasta aproximadamente tres cuartos de su capacidad.
  2. Marca el nivel del agua dentro del cubo y el nivel del agua de la piscina en el exterior del cubo.
  3. Coloca el cubo en un escalón de la piscina para que esté parcialmente sumergido.
  4. Espera 24 a 48 horas y luego compara los niveles del agua dentro y fuera del cubo. Si el nivel del agua en la piscina ha disminuido más que el del agua dentro del cubo, es probable que tengas una fuga.

Inspección Visual

Revisa la Superficie y las Paredes: Busca grietas, fisuras o signos de desgaste en la superficie de la piscina y en las paredes. Presta especial atención a las áreas alrededor de las entradas de las tuberías, luces y otros accesorios.

  • Examina el Área Circundante: Observa si hay áreas húmedas o encharcadas alrededor de la piscina, lo cual puede ser un indicativo de una fuga subterránea.

Revisar el Equipo de Filtración

Verifica las Bombas y los Filtros: Comprueba si hay señales de fugas en la bomba, el filtro y las conexiones de tuberías. A menudo, las fugas en estas áreas son pequeñas y no siempre son evidentes a simple vista.

  • Inspecciona las Válvulas de Retorno: Las válvulas de retorno de agua a la piscina pueden ser una fuente de fuga si no están selladas o instaladas correctamente.

Uso de Tintes de Prueba

Los tintes especiales para detectar fugas pueden ayudar a identificar la ubicación exacta de una fuga. Al aplicar el tinte cerca de una posible fuga, el color se moverá hacia la fuente de la fuga, revelando su ubicación.

Presión de Agua

Esta es una técnica más avanzada que requiere equipo especial. Implica presurizar las tuberías y observar si hay una caída de presión, lo que indicaría una fuga.

Pruebas de Sonido

Los profesionales pueden usar equipos de detección de sonido para escuchar fugas en las tuberías subterráneas.

Qué hacer si mi piscina nueva está perdiendo demasiada agua

Si la piscina nueva pierde agua en cantidades mayores a lo normal, es crucial actuar rápidamente para evitar daños estructurales y costos de reparación elevados. Aquí te ofrecemos una guía paso a paso sobre qué hacer en esta situación:

Confirmar la Fuga

Antes de tomar cualquier medida, es importante confirmar si realmente hay una fuga. Puedes hacerlo mediante la prueba del cubo, como se describió anteriormente. Si los resultados indican que la pérdida de agua es mayor de lo que se esperaría por evaporación, entonces es probable que haya una fuga.

Inspección Visual Detallada

Realiza una inspección visual exhaustiva de tu piscina:

  • Revisa las paredes y el suelo de la piscina en busca de grietas o fisuras.
  • Inspecciona el área alrededor de la piscina para ver si hay zonas inusualmente húmedas.
  • Verifica el sistema de filtración, incluyendo las bombas y las tuberías, en busca de posibles fugas.

Utilizar Métodos de Detección

Si la inspección visual no revela la fuente de la fuga, considera usar métodos más avanzados:

  • Prueba con tintes de detección de fugas para localizar fisuras o fugas en la piscina.
  • Para fugas subterráneas o en la plomería, puedes necesitar realizar pruebas de presión en las tuberías o usar equipos de detección acústica.

Reducir el Uso de la Piscina

Mientras identificas y reparas la fuga, es aconsejable limitar el uso de la piscina. Esto puede ayudar a prevenir daños mayores y facilitar el proceso de detección y reparación.

Consultar con Profesionales

Si no puedes encontrar la fuente de la fuga o si se requiere una reparación compleja, es esencial buscar la ayuda de profesionales. En nuestra empresa, ofrecemos servicios especializados en detección y reparación de fugas de agua en piscinas en Madrid. Contamos con el equipo y la experiencia necesarios para identificar rápidamente la fuente de la fuga y repararla de manera efectiva.

Reparaciones y Mantenimiento

Una vez identificada la fuga, procede a repararla. Las reparaciones pueden variar desde sellar una pequeña fisura hasta reparaciones más extensas en la plomería o el sistema de filtración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *